Mensaje del Titular del Poder Ejecutivo del Estado, Francisco Domínguez Servién, con motivo de su Quinto Informe de Gobierno

DESTACADOS LEGISLATURA

Cumplo con la obligación constitucional de informar, a esta soberanía y a la sociedad queretana, el estado que guarda la administración pública estatal.

Ha sido un año extremadamente doloroso. Difícil.

Año de sufrimiento. De enfermedad. De luto. De limitaciones económicas para las familias y las empresas.

Año de desafíos como quizá no habíamos enfrentado en un siglo. Que nos definió: ante la historia y ante nosotros mismos.

Que nos obligó al sacrificio, pero también nos condujo al heroísmo.

Que nos privó de la movilidad, pero nos condujo a la solidaridad.

Que nos confinó en la angustia, pero despertó nuestra empatía.

No: no ha sido un año fácil para nadie. Este ha sido, sin duda, el más complejo desafío de mi vida, en donde cada decisión implicaba ya no sólo darles a las familias bienestar, sino también proteger su salud, el ingreso de los hogares y preservar su sustento.

También, en muchas ocasiones, defender la vida.

Nunca antes, como cada día en este año, el peso de la enorme responsabilidad de gobernar cayó sobre mis hombros. Debí enfrentar decisiones complejas, que tomé con absoluta responsabilidad.

Primero, siendo consciente de que no se me eligió para administrar

lo sencillo, sino para enfrentar lo complejo.

Segundo, fortalecido por mi convicción de que mi deber es anteponer el interés público y generar bien común.

Tercero, manteniendo la fe en las y los queretanos; siendo congruente con nuestra historia de grandeza, firme ante un presente doloroso y determinado a conquistar el porvenir que hemos soñado juntos y que, no tengo duda, merecemos y alcanzaremos.

En estos momentos oscuros, nunca estuve solo. Agradezco la entrega de todo mi equipo de colaboradores, y de los integrantes del Comité Técnico en Salud, que supieron siempre darme el mejor consejo, entregarse con pasión en la labor de servir.

Ustedes demostraron que la eficiencia es igual de importante que la honradez. Que el compromiso y la pasión son el mejor sello de esta administración. Muchas gracias.

Hago un reconocimiento a la devoción, el heroísmo de las y los trabajadores de la salud, que sacrificaron todo: su tiempo, su familia, su hogar, su descanso, en ocasiones su salud, en otras su vida, para salvar la de los demás.

Es buen momento de guardar un emocionado minuto de silencio por quienes partieron, cumpliendo con su deber o a los más de mil queretanas y queretanos que perdieron su vida por la enfermedad. A todas y todos, nuestra memoria los mantendrá con nosotros y les decimos: honraremos siempre su recuerdo con nuestro trabajo.

Les pido se pongan de pie en su memoria.

En estos días nublados, mantuve siempre el respaldo y la confianza de las y los queretanos.

Al mismo tiempo, supe que podía tomar las decisiones necesarias porque tenemos un pueblo y una sociedad generosa, solidaria, responsable.

Jamás dude de que saldríamos adelante, porque Querétaro ha sido, es y será grande.

Porque el destino de una entidad se sustenta en su gente. Y las y los queretanos, por nacimiento o por decisión, son lo mejor del país.

Porque una sociedad no se define por sus momentos de triunfo, sino por su carácter en la adversidad.

Porque hemos elegido ser propietarios de nuestro destino y portadores de nuestra esperanza.

Hoy le digo a las y los queretanos:

Por su complejidad, por su desafío, por sus retos, nunca como este año me he sentido más honrado, más determinado, más distinguido de ser su gobernador. Muchas gracias.

Enfrentamos la pandemia sin cambiar nuestra visión, ni nuestros fundamentos.

Mantuvimos nuestra convicción de que la coordinación entre los niveles de gobierno y la unidad nacional son las mejores vías para ofrecer resultados a las personas.

Siempre he sostenido la visión de que las instituciones deben protegerse y que la investidura presidencial debe respetarse.

Así lo he hecho a lo largo de mi vida y en estos meses de dificultades no ha sido la excepción. En momentos de crisis, la voz de Querétaro ha sido escuchada y en más de una ocasión ha facilitado acuerdos entre los estados y el gobierno federal.

Eso nos ha permitido enfrentar mejor las dificultades, respaldando el trabajo responsable que iniciamos hace cinco años y nos permitió atajar rápido los efectos más adversos de la pandemia.

Nos apoyamos en nuestra disciplina financiera y controlamos el gasto público.

Lo que hicimos antes nos permitió la solvencia para equipar hospitales, habilitar espacios de salud, apoyar a las personas y dar alivios fiscales.

La responsabilidad siempre retribuye a la gente, pero también la honestidad y la transparencia.

Querétaro no tiene una sola observación de la Auditoría Superior de la Federación, ni de la Secretaría de la Función Pública Federal; ni una.

Nos distinguimos como primer lugar en el Índice de Transparencia y Disponibilidad de la Información Fiscal de la Entidades Federativas, de acuerdo con “A Regional” y Coparmex nos ha nombrado el estado más transparente del país. Además, tenemos prácticamente “deuda cero”.

La racionalidad, la responsabilidad y la eficiencia son en ocasiones tan o más importantes que la austeridad.

El estado tiene la obligación de financiar proyectos que generen bien común. Obras sin sentido, arrasan con el propósito de ser austeros pues se convierten en dinero perdido.

No hay que tener miedo a la inversión. La única forma de llevar justicia y equidad a los más necesitados es invirtiendo. Así lo entendemos en Querétaro.

¡Entregamos mejor infraestructura social y de salud en un proyecto urbano sin precedente!

El complejo abarca un nuevo Estadio Olímpico. Un nuevo edificio que aloja un Polideportivo de casi dos mil metros cuadrados totalmente equipado y un Centro de Arte Emergente Urbano, Escénicas y Diseño, para la libre expresión y creación de chicos y grandes. Se puso en operación el nuevo Estacionamiento Metropolitano Alameda, con 4 niveles subterráneos y 850 cajones.

Con más de mil 100 millones de pesos de inversión, realizamos más de 250 obras de infraestructura social, incluyendo alumbrado, drenaje y asfaltado de calles, entre otras, beneficiando a 894 mil habitantes de barrios, colonias y localidades en los 18 municipios, reactivando la economía local con la participación de pequeños y medianos constructores queretanos.

Destaco las rehabilitaciones integrales en colonias como Niños Héroes, Carretas, Jurica, Álamos 3.ª Sección. Trabajos en Hércules, Lomas de Casablanca, Desarrollo San Pablo, Cerrito Colorado, Menchaca o Satélite, aquí en la Capital.

Obras de gran impacto social como la reconstrucción del mercado El Pedregoso en San Juan del Río; trabajos que contemplan la rehabilitación de 22 calles aledañas.

Obras para los sanjuanenses como la mejora de calles en la colonia Nogales, la construcción de los drenes Zacatecas, México y Líbano, el gimnasio-auditorio entregado al Instituto Tecnológico Nacional de México, campus San Juan del Río.

La educación es el cimiento de la prosperidad queretana.

Realizamos 193 obras de infraestructura educativa en planteles de todos los niveles.

Así, se rehabilitaron integralmente planteles, se construyeron nuevos edificios académicos, auditorios culturales y deportivos.

Además, se rehabilitaron más de 32 espacios deportivos de calidad en ocho de nuestros municipios. Impulsamos así el deporte como eje de la salud y la cultura física, entre ciudadanos de todas las edades.

Gracias a los resultados de las últimas dos paralimpiadas nacionales, en las que los seleccionados han mantenido un histórico 4° lugar, en el Parque Querétaro 2000 se construye el Gimnasio Estatal para Deporte Adaptado en el que se podrán realizar cinco deportes paralímpicos y ser sede de campeonatos estatales y nacionales.

Los jóvenes determinan lo que seremos mañana. Para ellos, toda nuestra atención.

Les entregamos NUQLEO: casa de emprendimiento e innovación de la juventud queretana, donde se instaló el primer “coworking” público y gratuito en el estado, con capacidad para atender a mil 600 jóvenes al mes.

Lo reiteramos: en Querétaro no sólo queremos becarios, queremos jóvenes empresarios y emprendedores. Ciudadanos que tomen la estafeta y que superen lo que nosotros hemos logrado. Que sean ejemplo de arrastre, de arrojo, de preparación.

Les decimos: cuentan con nosotros. No se conformen. Estudien. Salgan. Compitan y ganen. Están a la altura de lo mejor del mundo.

Les pido su atención:

Después de 57 años tenemos un nuevo Hospital General de Querétaro.

El mismo incluye un albergue, un centro especializado en materia de transfusión sanguínea, un auditorio y un estacionamiento. Hoy avanzamos en su equipamiento.

Ese fue un compromiso que asumí en campaña. Palabra empeñada, palabra cumplida.

Destaco también los trabajos de rehabilitación integral en el Hospital General de Cadereyta, que atiende más de 142 mil habitantes de dicho municipio.

Todos los caminos queretanos llevan al desarrollo.

Ampliamos y mejoramos la red de carreteras, vialidades y caminos.

Destacan:

El Circuito Industrial y Comercial del Norte sobre la carretera 540, la que sube al penal.

Sus más de 50 kilómetros, con carriles ampliados, ofrecen nuevas oportunidades de conectividad y productividad para los municipios de Querétaro y El Marqués.

En El Marqués, conectamos comunidades, fraccionamientos e industrias mediante la ampliación de dos a cuatro carriles de la carretera estatal 210, La Piedad – Jesús María, para conectar la Carretera Federal 57, con la carretera que va al Aeropuerto.

El Viaducto Poniente, obra que ejecutó el municipio de Querétaro con participación estatal, que incluye un piso elevado y la ampliación de carriles para mejorar la movilidad en la zona nor-poniente de la capital.

La ruta “conectando Querétaro” que enlaza a más de 200 mil serranos, de 300 comunidades a través de más de 200 kilómetros, en cuatro circuitos y cinco conexiones, que ponen fin a más de 40 años de retraso en materia de caminos dignos en la zona serrana.

Mi más grande compromiso fue con las y los queretanos de la Sierra. A ustedes hoy les digo: terminó el olvido. Nunca más ciudadanos de primera y de segunda. Nunca más.

Incrementamos la cobertura del servicio de agua potable en la Sierra, mediante la construcción de seis sistemas integrales en beneficio de 36 mil habitantes.

Mejoramos el suministro de agua potable en la Zona Metropolitana de Querétaro, al reubicar la línea de conducción en más de Mil 400 metros del Acuaférico, sumando más de 448 mil beneficiarios.

¡Tuvimos avances en materia ambiental!

Se registró una reducción anual de 19 mil 337 toneladas de dióxido de carbono al implementar medidas de mitigación y adaptación al cambio climático.

Avanzamos también en la tarea de transformar el transporte público. Entregamos el eje estructurante Menchaca, que brinda mayor conexión entre el oriente y el poniente de la zona norte de la capital y genera hasta un 19% de ahorro en tiempos de traslado.

Avanzamos con el eje Pie de la Cuesta, de Bernardo Quintana al Anillo Vial Junípero Serra. El municipio de Querétaro ejecutó los carriles preferentes y los paraderos, además de fortalecer el alumbrado y el drenaje pluvial de la zona.

Se renovó la flota vehicular mediante la puesta en operación de 170 autobuses que utilizan gas natural y 13 autobuses articulados, asignados a las áreas de mayor demanda.

Nadie se había atrevido a atender el problema del transporte público y los ejes estructurantes desde la raíz. Nosotros lo hicimos con la convicción de resolver problemas, nunca de administrarlos.

La inversión llega a donde se le brinda confianza:

Por eso el mundo sigue confiando en Querétaro.

Somos la segunda entidad más competitiva del país, de acuerdo al Instituto Mexicano de la Competitividad y uno de los diez principales destinos de la inversión aeronáutica en el mundo, según el grupo “Financial Times”.

Gracias a ello, se concretaron 23 proyectos de inversión con una derrama económica de más de 9 mil 500 millones de pesos y la creación de 4 mil nuevos empleos de alta especialización. 

Nuestro Aeropuerto ocupó el octavo lugar en operaciones y el tercero en cuanto a toneladas de carga transportadas. Elevamos su capacidad de atención hasta 1 millón 700 mil pasajeros al año, mediante sus obras de ampliación. 

La inversión genera empleo.

Se atendió a más de 67 mil buscadores de empleo y 10 mil 730 lograron colocarse mediante nuestros programas de apoyo.

Respaldamos a más de 6 mil productores del campo queretano con apoyos económicos, granos básicos e implementos agrícolas, que contribuyeron a mejorar su productividad en más de 14 mil hectáreas.

Estos esfuerzos nos permitieron reactivar el empleo y la economía. Vamos por el relanzamiento de la marca Querétaro.

El tema que más les importa a los ciudadanos es la tranquilidad de sus familias.  Es la principal responsabilidad de mi gobierno.

¡Comenzamos formando buenos policías!

Somos la primera entidad del país donde el 100% de nuestra policía cuenta con Certificado Único Policial: todos nuestros policías pasaron pruebas de control de confianza, desempeño y competencias.

Acompañamos su formación con equipamiento. Este año se instalaron “equipos de video a bordo” en el 100% de las unidades vehiculares, para transmitir en tiempo real al CQ – Centro de Información y Análisis para la Seguridad. 

Respaldamos la eficacia de su labor y protegemos a la ciudadanía con tecnología, pero también reconocemos la preparación y entrega de la fuerza policial con buenos salarios: tenemos una de las policías mejor pagadas de todo el país.

Con una policía confiable la gente se aproxima, convirtiéndonos en líderes nacionales en denuncia del delito: nuestros policías están capacitados para levantar denuncias a través de tabletas electrónicas en el lugar de los hechos, en menos de una hora.

La suma de los esfuerzos hizo que, durante el mes de agosto, la Secretaría de la Defensa Nacional reportara que la incidencia delictiva en nuestro estado presentaba una tendencia a la baja en los siguientes delitos:

A la baja en robo a vehículos, robo a casa habitación, robo a negocios, lesiones dolosas, extorsión, narcomenudeo, delitos de alto impacto y homicidios dolosos.

En Querétaro hay más justicia porque se denuncia más:

La gente confía en sus autoridades.

Nos honra tener importantes liderazgos nacionales:

Primer lugar nacional en justicia penal gracias al “Modelo Cosmos”.

Primer lugar nacional en ausencia de corrupción y cumplimiento regulatorio.

Estamos entre las primeras cinco entidades federativas en el Índice de Estado de Derecho en México, del “World Justice Proyect” y la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID).

Primer lugar nacional en Sistema Estatal Penitenciario, por segundo año consecutivo, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos; destacando el reconocimiento al Centro Penitenciario Femenil de San José El Alto, como el mejor penal del país.

Cuatro de nuestros cinco centros penitenciarios cuentan con la certificación que otorga la Asociación Americana de Prisiones.

Con ello, cerramos el círculo virtuoso de la prevención, la persecución del delito y la readaptación social.

Hemos logrado mucho. Falta por hacer. Lo haremos.

Pero nobleza obliga. Este trabajo no hubiera obtenido estos frutos de no haber contado en todo momento con la confianza, el respaldo, la entrega y la dedicación de nuestras gloriosas fuerzas armadas. A todas ellas, y muy especialmente al heroico Ejército Nacional, nuestro agradecimiento y nuestro aplauso.

Este año ha amenazado nuestra salud, nuestra convivencia, nuestra vida.

Trabajamos para contener los efectos de la pandemia, siguiendo dos principios: “máxima anticipación” y “cero improvisación”.

Se integró un Comité Técnico de Salud, para asegurar una mejor toma de decisiones, porque creemos en la ciencia, en la investigación y en el conocimiento.

Enfrentamos la doble crisis, de salud y económica, hombro con hombro con todos los sectores sociales y productivos; en plena coordinación con las autoridades federales.

En tiempo de desventura, no hay lugar para la política, la partidización, ni la exclusión. Nuestra visión fue proteger la salud de las familias y defender la economía de los hogares.

Nos anticipamos a los acontecimientos gracias a corridas de datos, conocimiento científico y sensibilidad social.

Desde principios de marzo implementamos medidas de sana distancia y aislamiento social, siendo pioneros en reconversión hospitalaria.

Acondicionamos el antiguo Hospital General de Querétaro como un espacio exclusivo de atención para Covid-19. Acondicionamos el Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer. Y adecuamos el anexo del nuevo Hospital General.

Creamos la Unidad Médica Ambulatoria COVID-19, adecuando el Querétaro Centro de Congresos para la recuperación de hasta 700 pacientes que no requieren hospitalización, pero sí atención médica. Fue la primera en entrar en operaciones en todo el país.

Equipamos el Laboratorio Estatal de Salud para aumentar sensiblemente su capacidad de realizar pruebas a quien lo requiere. 

Les pido su atención:

Hasta el día de hoy, en Querétaro se ha brindado atención hospitalaria de calidad a todos quienes la han requerido, sin excepción. Vivan en donde vivan. Vengan de donde vengan. Todo aquel que requiera apoyo, cobijo, comprensión, protección, siempre la encontrará en nuestro estado.

Lograrlo, ha exigido un esfuerzo sin paralelo de las y los trabajadores de la salud.

¡Cuidamos a quienes nos cuidan!

Adquirimos equipo de protección personal, suficiente y adecuado, para el personal de salud.

Además, les brindamos apoyos en hospedaje, alimentación y transporte.

Hoy somos el segundo estado del país con menos decesos de trabajadores del sector salud.

En correspondencia al esfuerzo, dedicación y entrega de las y los trabajadores del sector salud que atienden directamente la pandemia, instruí el pago de un bono especial de recursos estatales para apoyar su economía familiar.

Este pago, en una sola exhibición y por única vez, se realizará de manera personal para aquellos que arriesgan su salud al estar en contacto con pacientes COVID-19.

El apoyo va de 10 mil a 20 mil pesos, a trabajadores que han estado en la primera línea de atención al COVID-19.

Es un gesto para expresarles nuestra admiración y nuestro agradecimiento. A todos ustedes, muchas gracias.

Se realizaron operativos para vigilar el cumplimiento de las medidas sanitarias; se atendieron reportes de concentración de personas; y se supervisaron desplazamientos no esenciales, mediante filtros sanitarios en carreteras y al interior del estado.

Proteger a las y los usuarios y operadores del transporte público ha sido una prioridad. Somos el único estado en el país que dotó de mamparas sanitarias y líquido antiviral a todas las unidades del sistema de transporte colectivo y taxi.

Exigimos la desinfección permanente de las unidades, distribuimos más de 791 mil cubrebocas a usuarios del servicio; realizamos más de 150 operativos para evitar aglomeraciones de pasajeros y aplicamos más de 400 sanciones por el incumplimiento de dichas medidas.

Acompañamos a los ciudadanos con toda una plataforma de comunicación digital y atención a distancia: incluyendo un micrositio que suma ya 4.6 millones de visitas.

Nuestro “centro de atención telefónica”, conformado por 113 médicos y 120 psicólogos, ha atendido más de 42 mil llamadas por especialistas médicos, brindando atención 24 horas al día, 7 días de la semana.

Se han brindado más de 5 mil atenciones psicológicas. Además, nuestra Plataforma de Atención Psicológica a Distancia, suma más de 16 mil visitas.

Nuestro servicio automatizado para orientación médica y psicológica “Qrobot”, recibió más de 155 mil mensajes vía whatsapp.

Por medio de la aplicación móvil COVAPP, más de 80 mil ciudadanos se realizaron un autodiagnóstico de los síntomas de Covid-19 sin salir de su hogar.

Fuimos pioneros a nivel nacional en cuanto a entrenamiento social, por medio de una vocería organizacional que contribuyó a contener la cadena de contagio.

Finalmente pusimos en marcha un programa de aplicación masiva de pruebas; junto al municipio de Querétaro, las aplicamos directamente en el domicilio.

Enfrentar la pandemia implicó una dura decisión. En el afán prioritario de preservar la vida y la salud de la gente, tuvimos que ordenar el confinamiento.

Eso ocasionó que se detuviera no sólo la convivencia social, sino la actividad económica.

Soy consciente del dolor y el sacrificio que implica para miles de queretanas y queretanos perder su fuente de ingreso.

Por ello, instruí que se elaboraran apoyos que aliviaran en alguna medida la restricción económica.

Se entregaron, en coordinación con las 18 autoridades municipales, 500 mil paquetes alimentarios y de limpieza “casa por casa” a familias que perdieron todos sus ingresos, o los vieron fuertemente disminuidos.

En Querétaro, no dejamos solos a nuestros trabajadores, empresarios y emprendedores.

Se otorgó la deducción general del Impuesto sobre Nóminas durante abril, mayo y junio, beneficiando a más de 12 mil empresas instaladas en el estado.

Implementamos el primer programa de empleo temporal del país: “Vigilante Ciudadano”, que contrató a 1,300 brigadistas y promotores de las medidas sanitarias.

Pusimos en marcha el programa “Querétaro Fuerte”, protegiendo el ingreso de las familias con una bolsa acumulada de 240 millones de pesos de recursos estatales, en beneficio de 60 mil personas: un apoyo de 4 mil pesos, en una sola exhibición, tanto para quienes dejaron de cotizar en el IMSS, como para quienes trabajaban por cuenta propia y tuvieron que suspender su actividad.

Hemos actuado con sensibilidad, pero siempre acompañada de un alto sentido de responsabilidad.

Enfrentamos la disyuntiva de aliviar la penuria económica sin arriesgar la salud pública.

Dimos paso a la reactivación cauta, ordenada y gradual de las actividades económicas atendiendo las recomendaciones del Comité Técnico de Salud.

Implementamos el Programa de Reactivación Económica, con una bolsa de 750 millones de pesos de recursos estatales en tres fases:

•    Apoyo a empleados e impulso al autoempleo.

•    Respaldo a empresarios que mantuvieron su plantilla o aceleraron su recontratación.

•    Impulso a la competitividad; facilitando capacitación, innovación y tecnologías.

Con ello, dotamos a las empresas queretanas de herramientas para retomar el ritmo de crecimiento económico y la generación de empleos.

A la cifra anterior, se suman 250 millones de pesos, operados por NAFIN, para financiamiento de capital de trabajo o pago de pasivos.

Lo digo claro: para el gobierno de Querétaro, la quiebra de los negocios familiares no es una opción. Aquí no.

Conscientes del impacto que la pandemia ha generado a taxistas y en general a quienes ofrecen servicios de transporte de manera regulada y permanente, hace apenas unos días se aprobó un programa de descuentos en el pago de refrendos sin precedente, para acompañar y apoyar la reactivación de los concesionarios de las modalidades de grúas, depósito, taxi mixto y transporte colectivo de todo el estado.

¡Querétaro no se rinde!

Perdimos miles de empleos y nuestros emprendedores se vieron obligados a bajar la cortina, pero gracias al “Programa de Reactivación Económica” para el mes de julio comenzamos a recobrar empleos de forma gradual y sostenida.

Durante agosto fuimos el tercer estado del país que más empleos generó, con datos del IMSS.

Estamos trabajando en conjunto con los empresarios y emprendedores para que en diciembre podamos recuperar al menos la mitad de los empleos que se perdieron durante la cuarentena, retomando así nuestro ritmo de crecimiento.

Ha sido todo un esfuerzo de inversión, pero también de voluntad e imaginación.

Nuestro sistema educativo se mantuvo en pie, gracias a la capacidad de adaptación de las comunidades de aprendizaje que lo integran, logrando nuevas formas de compartir el conocimiento a distancia en todos los niveles educativos.

La cultura, a pesar del cierre de espacios y espectáculos, se mantuvo como nuestra fuente más viva de identidad. En el contexto de la pandemia, se creó una agenda cultural virtual y remota, logrando un impacto de 2.8 millones de visualizaciones.

La cultura nos define. Nos distingue. Nos honra.

Les pido su atención:

Querétaro pasará a color amarillo a partir del lunes 28 de septiembre, de acuerdo al semáforo epidemiológico de la federación.

Lo haremos atendiendo los porcentajes que defina el Comité Técnico en Salud, mismos que serán publicados en el Diario Oficial “La Sombra de Arteaga”.

Ello de ninguna manera significa bajar la guardia.

Enfoquemos todo nuestro esfuerzo como sociedad a seguirnos cuidando, a cumplir las medidas sanitarias, a vivir sin contagiarnos.

Hoy nuestra principal vacuna es usar el cubreboca.

Recordemos que superar la pandemia no es un tema de colores, sino de compromiso colectivo que deriva en salud y vidas.

En ese sentido cumpliremos las recomendaciones de nuestro Comité Técnico de Salud que, desde su instalación al inicio de la pandemia, ha atendido las realidades particulares de cada región queretana.

Lo digo de manera categórica: la responsabilidad de preservar la salud pública es de cada ciudadano. El gobierno no puede suplir nunca la falta de responsabilidad personal.

Por nuestra parte, haremos lo que sea necesario para hacer cumplir las recomendaciones del Comité.

En estos momentos difíciles, tuve la oportunidad de contar con el cariño y la comprensión de mi familia.

A Karina, mi esposa, le deseo una pronta recuperación. A ella, a Andrea y Francisco, les agradezco su paciencia, su tolerancia, su calor.

A mi madre le agradezco su compañía hoy, pero también la dedicación, el cariño y la firmeza para formarme. Muchas gracias. Los quiero.

Señoras y señores:

El país vive momentos de incertidumbre. La gente sufre. Está angustiada. Llora.

Hay un sentimiento de abandono que recorre la nación.

Se intuye improvisación. Desconexión. Escasez de creatividad y de autocrítica.

12 millones de personas entrarán este año a la pobreza. No hay duda: la clase media está en peligro de extinción.

20 millones de empleos se evaporaron en el país. Con ellos, desaparecieron los sueños de bienestar de buenas personas que sólo desean trabajar, estudiar, esforzarse.

Han enfermado más de 720 mil personas y el virus se ha llevado a más de 76 mil mexicanos, de acuerdo a las cifras oficiales. Ya rebasamos por mucho el más catastrófico de los escenarios.

Pero corremos el riesgo de que lleguemos a una realidad aún peor: en donde la muerte se normalice y la enfermedad de los demás ya NO nos importe.

Es momento de corregir.

No podemos eludir la magnitud del daño. La pandemia aceleró un proceso que arrancó con la destrucción de la confianza.

A su lado, vino la demolición de la convivencia y la unidad nacional.

A todas las personas que hoy se sienten abrumadas. Que se encuentran extraviadas en esta densa oscuridad. A quienes consume la decepción, les digo:

Sí hay de otra. Saldremos adelante.

Sí hay de otra: reconciliemos al país. México es invencible cuando está unido. Hoy tenemos una causa común: darle nueva vida a la República.

Sí hay de otra: decirle a cada joven que el camino del éxito es estudiar, esforzarse, crear, comprometerse.

Sí hay de otra: recuperar la confianza para que la gente invierta, para que suban las cortinas de miles de negocios cerrados, para que pongamos de pie a nuestro país.

¡Saldremos adelante!

Señoras y señores:

Los resultados de este año nos confirman que sí hay un camino para vivir mejor.

Es el que transitamos en Querétaro.

Vendrán tiempos mejores.

Es momento de redoblar la responsabilidad y de recuperar el optimismo.

Es posible salir adelante.

Vendrán tiempos mejores: en donde regrese la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *