Error de PyMEs changarrizar el negocio: Canacintra Querétaro

DESTACADOS MEGALOPOLIS MUNICIPIO DE QUERÉTARO

Durante la charla virtual organizada por la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación en Querétaro; Armando Domínguez, consejero independiente, especialista en Institucionalización de Empresas Familiares; explicó la necesidad de deschangarrizar a las empresas y llevarlas a la profesionalización; es decir, dejar de tener negocios que tengan como único objetivo las ventas y tener empresas que busquen incrementar sus utilidades.

“El changarro piensa en crecer las ventas, aceptando todo tipo de clientes, aun cuando no te dejan dinero o no te pagan a tiempo, además de que está en manos de un autoempleado, aunque tenga muchos colaboradores y la empresa profesionalizada, busca en crecer las utilidades y no está dispuesta a no generar cosas sin que le signifiquen ganancia y se caracteriza por delegar la operación del negocio”.

Explicó que “hace 20 años, la gente tenía un changarro, abría las cortinas y vendía bien, con eso pagaba escuelas, hipotecas y hasta viajes; pero de unos años para acá, esto se ha ido frenando y, de 10 años para acá, los empresarios han tenido la necesidad de empezar a hacer una estrategia y a profesionalizar sus negocios”.

Armando Domínguez señaló que al momento en que los negocios van creciendo, comienzan a tener una serie de requerimientos, para los que no están preparados, por ejemplo, fiscales, legales, laborales, de mercadotecnia, de tecnología: “en ese momento, los dueños lo que hacen es seguir creciendo, sin tomar en cuenta esas vicisitudes que van aumentando alrededor de las empresas. Por eso es importante que un changarro acuda a personas que le ayuden a estructurar un Consejo Consultivo, que esté por encima de la dirección general, aunque sea el dueño y que le ayuden a llevar su negocio a un nivel de profesionalización”.

La clave dijo, es tener la habilidad de contratar a las personas adecuadas y la habilidad del fundador, de hacerse a un lado de la operación y dedicarse a crear más negocio: “cuando tu negocio tiene más de 6 años en el mercado o cuando ya llegó a la línea entre pequeño y mediano, ahí es cuando te puede ayudar un Consejo a profesionalizar”.

Finalmente, Armando Domínguez, quien agradeció al Presidente de CANACINTRA, Jorge Rivadeneyra esta charla, dijo: “no es lo adecuado vivir en un changarro, quien tiene el valor de poner un negocio y crecerlo, la ilusión es generar dinero, un estilo de vida y un bienestar social. El tema de México hoy es que la gran mayoría de dueños PyMEs changarrizan sus negocios, lo que necesitamos no es que nos hagan préstamos, sino profesionalizarlos y eso se lleva un plazo máximo de dos años”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *