Confirman presencia de Jaguares en Sierra de Manantlán, entre Jalisco y Colima

DESTACADOS NACIONALES

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas anunció el primer registro de un ejemplar de jaguar (Panthera onca) en Cerro Grande, una montaña que forma parte de la Reserva de la Biósfera Sierra de Manantlán.

Dicho registro se llevó a cabo por medio de una cámara trampa y es resultado de la participación de los pobladores del Ejido Toxin, quienes en coordinación con la Dirección de esta  Área Natural Protegida, realizan acciones de monitoreo y conservación de especies silvestres, entre ellas el jaguar.

Actualmente, la Conanp opera el Programa de Acción para la Conservación de la Especie (PACE) Jaguar y, de acuerdo con el Censo Nacional de Jaguar, se ha confirmado que las políticas públicas implementadas para la conservación de la especie están logrando el incremento de sus poblaciones a nivel nacional.

En el occidente de México, uno de los sitios considerados como prioritarios para la protección y conservación del jaguar es la Reserva de la Biósfera Sierra de Manantlán, en donde en el año 2009 se confirma la presencia de la especie y desde entonces continúa el monitoreo en sus bosques templados.

Estos son bosques de pino y encino, así como en bosques mesófilos de montaña con buen índice de conservación dentro del Área Natural Protegida, significando el ANP una parte del corredor del jaguar en el occidente México, y que además mantiene la conectividad de poblaciones provenientes de Michoacán y que van hacia la reserva Chamela Cuixmala en Jalisco y a la reserva Marismas Nacionales en Nayarit.

La Reserva de la Biósfera Sierra de Manantlán, es el ANP con la mayor biodiversidad en el occidente de México, en ella se distribuyen más de 2,000 especies de plantas vasculares, más de 300 especies de aves y cerca de 120 especies de mamíferos, entre las que se encuentran las seis especies de felinos que viven en el país.

Los resultados de las investigaciones y esfuerzos de conservación del jaguar que han sido implementados en la reserva de la Sierra de Manantlán de manera conjunta con COVIDE A.C., y el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, concluyen que en el ANP se mantiene una población de dos jaguares cada 100 kilómetros cuadrados y que existe residencia de ejemplares dentro de la Reserva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *